Home > Actualidad > La industria del turrón mantiene el tipo

La industria del turrón mantiene el tipo

Turrón de chocolate

La industria del turrón en nuestro país mantiene una tendencia positiva en los últimos años. En 2017 este producto creció un 0,9% en volumen y un 4,1% en valor, según datos de la Asociación Española de Fabricantes del Dulce (Produlce). La producción total alcanzó las 34.167 Tm por valor de 318 millones de euros y el mercado nacional absorbió la gran mayoría de las ventas, todo y que las exportaciones se incrementaron, superando el 20% del valor total de ventas de la categoría.

Para tener una visión más amplia de este mercado es interesante retroceder un poco en el tiempo y echar un vistazo a la radiografía realizada por Telecoming a través de su servicio web de información de empresas y directivos Infoempresa.com. Tomando como referencia a 30 grupos empresariales que concentran más de 40 marcas, la compañía concluye que en 2017 el sector empleó a más de 1.600 personas y rozó los 470 millones de euros de facturación, que las marcas con denominación de origen representaron el 50% de las ventas y que cinco grupos generaron el 73% de las ventas: Sanchís Mira SA (22%), Delaviuda Alimentación SAU (17%), Comercial Chocolates Lacasa (16%), Cantalou SA (10%) y Torrons Vicens SL (8%).

 

cifras de facturación principales fabricantes de turrón

 

Con todos estos datos en la mano, es posible constatar que el turrón sigue en buena forma, posiblemente porque ha sabido responder a las demandas de los consumidores en cada época. Respecto a su origen, explica el Gremio de Pastelería de Barcelona, la mayoría de los historiadores lo sitúan en Arabia, bajo la teoría que se sustenta en el tratado De medicinis et cibis semplicibus, escrito por un médico árabe del siglo XI, en el que se habla de un dulce llamado “turun” elaborado con almendras y miel, que fue traído a las costas mediterráneas, en especial a España e Italia. Más tarde, en el siglo XV, zonas como Alicante o Badajoz ya producían su propia versión de los turrones y en el XVI se había convertido en una costumbre extendida por todo el país.

Y si hablamos de las últimas tendencias, destacar que aunque el turrón comparte protagonismo en las fiestas navideñas con otros dulces de autor, como los troncos, la pastelería salada y el panettone, sigue siendo la estrella en los hogares catalanes según el Gremio de Pastelería de Barcelona, y probablemente una de las razones de su éxito sea su capacidad de adaptarse a los nuevos tiempos. En esta campaña de Navidad, como apunta el gremio, los pasteleros han vuelto a presentar sabores nuevos (toffee de frambuesas y reducción de vinagre balsámico, panettone con praliné de almendra, trufa de café con toffee líquido de whisky,…), sin olvidar los clásicos de Jijona, crema catalana y praliné. Además, siguiendo la moda “healthy”, se ha ampliado la oferta de turrones con menos azúcar y aptos para personas con intolerancias alimentarias.

comments powered by Disqus