Japón confirma su excelente nivel pastelero ganando el Trofeo Charles Proust

Por Redacción 20 de noviembre de 2008

La meticulosidad, buen gusto y cuidado por los detalles han llevado a los profesionales japoneses a ganarse un puesto de privilegio en el panorama pastelero actual. Una posición que se ha visto refrendada en los últimos años con la obtención de diversos certámenes de gran prestigio. El último de ellos ha sido precisamente el Trofeo Internacional Charles Proust, celebrado el 29 de octubre durante la última edición del exitoso Salón del Chocolate de París (Francia).
En concreto, en su segunda edición tras ser renovado, este concurso ha coronado a Daisuke Tomita, de la Pastelería Agridulce en Tokio. Tomita elaboró dos cuidadas piezas artísticas de azúcar y chocolate y dos troncos, todo ello jugando con el tema Navidad en el siglo XXI a través del mundo. Su adecuado uso de ingredientes orientales como el yuzu le permitió además obtener el Premio a la Mejor Degustación y el premio otorgado por el jurado de la prensa.
Por otro lado, este Trofeo, organizado por Relais Dessert y Grand Marnier, entregó un segundo premio a Kenta Nakano, que trabaja en el Plaza Athénée de París, y un tercer premio a Julien Alvarez, de la Maison Conticini en St-Ouen (Francia). Alvarez recibió además el Premio al mejor trabajo artístico.