Home > Opinión > Una brillante jornada de pastelería
Opinión
grupoVilbo

Una brillante jornada de pastelería

Editorial Dulcypas nº408

En un contexto en el que las buenas noticias no abundan, es cuando debemos resaltar más que nunca aquello que es positivo. Y positivo ha sido el CANJOP celebrado hace pocas fechas en Castellón, un campeonato que como el MMAPE, no andaba en su mejor momento, pero que después de esta última edición parece haber recuperado el tono. Dos cuestiones que explican la mejoría y que al mismo tiempo justifican el optimismo. La primera cuestión tiene que ver con el altísimo nivel general demostrado por los participantes, muy especialmente por parte de los tres primeros clasificados. Sus trabajos dejaron bien a las claras que la formación es hoy más que nuca imprescindible. El segundo motivo fue la profesionalidad del jurado, cuyos integrantes apostaron por la máxima transparencia y vigilaron en todo momento que el reglamento fuera respetado por todos. Todo ello dio al evento un aire de seriedad y rigor digno de un concurso en el que se elige al mejor joven pastelero de España.

Se puede plantear alguna cuestión para la reflexión. Por ejemplo si no se debería bajar la edad de participación, actualmente en los 25 años, pues tiene poco sentido que alguien pueda ganar el MMAPE con menos edad que el ganador del CANJOP, siendo este último el concurso de los jóvenes.

En cualquier caso es justo reconocer lo que se hace bien. Y no debemos olvidar el esfuerzo realizado por la organización, la recientemente creada FEVACOP, que integra a los tres gremios valencianos. Ni siquiera el impresionante desembarco de autoridades políticas a la hora de la entrega de premios consiguió enturbiar una brillante jornada de pastelería.

comments powered by Disqus