Home > Opinión > Pastisseria Targarona. Crónica de una apuesta ganadora
Opinión
Alberto Ruiz

Pastisseria Targarona. Crónica de una apuesta ganadora

Josep Maria Guasch, propietaria de Targarona

Hace seis años, en la pastelería Targarona de Igualada (Barcelona) se encontraron ante una difícil encrucijada. La crisis económica comenzaba a hacer mella y las ventas se resentían. Solo cabían dos opciones. O bien reducir gastos y aguantar el temporal o bien tomar la iniciativa y combatir la situación con otras herramientas. Y decidieron adelantarse al futuro y como se dice popularmente “coger el toro por los cuernos”.

Una reforma de la tienda, incluyendo una zona de degustación, y una importante actualización de la oferta de productos sirvieron para revertir la situación, ganar nuevos clientes y dejar atrás la crisis.

Te invitamos a conocer en el próximo número de Dulcypas la historia completa y algunas de las principales elaboraciones de esta pastelería artesana, cuya fundación se remonta a 1929.

Fachada Pastisseria Targarona

comments powered by Disqus