El edulcorante aspartamo es un potente agente cancerígeno, según un nuevo estudio

Por Redacción 12 de julio de 2007

La revista Environmental Health Perspectivas, editada por los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, ha publicado recientemente un nuevo estudio que vuelve a abrir la polémica sobre el edulcorante aspartamo y sus posibles efectos cancerígenos. En concreto, el equipo de la Fundación Ramazzini de Oncología, con sede en Italia, ha afirmado que este edulcorante, presente en numerosos productos, es un potente agente cancerígeno y que los nuevos resultados confirman sus trabajos anteriores.
Precisamente, los investigadores de esta Fundación publicaron un estudio en 2005 en el que presentaron la primera demostración experimental de los efectos carcinogénicos multipotenciales del aspartamo administrado en comida de ratas. Además, el estudio señalaba que los efectos cancerígenos eran visibles a partir de una dosis diaria de 20 miligramos por kilogramo de paso, muy por debajo de la dosis establecida como segura por las autoridades sanitarias europeas (40 miligramos por kilogramo) y estadounidenses (50 miligramos por kilogramo).
En aquella ocasión, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) pidió a los autores toda la información relativa para realizar una evaluación a fondo, en la que argumentaron que el trabajo presentaba problemas de diseño y que no había evidencias sólidas de los efectos cancerígenos del aspartamo.
Sin embargo, el nuevo estudio vuelve a despertar la preocupación de algunos sectores. Los autores han experimentado con un grupo de 70 hembras y 95 machos de ratas, a las cuales se les ha administrado en la comida dosis de aspartamo de 2.000 o de 400 ppm (partes por millón), lo equivalente a un consumo diario de aspartamo de 100 o 20 miligramos por kilo de peso, y desde el decimosegundo día de vida fetal hasta su muerte natural.
El resultado fue un “significativo” aumento de la incidencia de tumores malignos, leucemias y linfomas en todos los animales y un aumento de cáncer de mama en todas las hembras. Los efectos cancerígenos, dicen los autores, se han visto especialmente en los animales tratados con dosis de 2.000 ppm. Además, señalaron que la exposición prenatal acelera la aparición de los tumores. Por todo ello, los científicos indicaron que no puede ser retardada una revisión de la actual normativa sobre el aspartamo. La revisión es particularmente urgente, añaden, en el caso de las bebidas que contienen aspartamo y que son consumidas ampliamente por los niños. La EFSA aún no se ha pronunciado sobre este nuevo estudio.
El aspartamo es un edulcorante 200 veces más dulce que la glucosa, se calcula que supone el 62 por ciento del volumen del mercado internacional de edulcorantes y que está incorporado en unos 6.000 productos en todo el mundo.