Nace una marca colectiva para proteger el pan de Ávila

Por Ana Rodríguez 13 de octubre de 2021 Ávila

Pan de Ávila

La Asociación Abulense de Empresarios de Panadería, con el apoyo de la Diputación provincial  y de la CEOE Ávila, ha puesto en marcha la Marca Colectiva Pan de Ávila. Un lanzamiento importante, afirma su presidente Ángel Rodríguez, que “contribuirá a la protección de este pan, a mejorar la comercialización y a dar a conocer este alimento, así como los lugares donde se elabora”.

"Las primeras referencias encontradas del Pan de Ávila se remontan al año 1438, aunque el documento original más antiguo que se ha localizado procede de 1752”, añade Rodríguez. En cuanto a sus características, es una mezcla entre flama y candeal, que se diferencia del resto de panes de Castilla y León por su proceso de elaboración basado en el saber hacer tradicional. De aspecto artesano, con un ligero brillo en su corteza, tiene cinco cortes laterales, el sello de la marca en la parte central, una corteza crujiente y cinco ingredientes (harina, agua, masa madre, sal y levadura).

Por el momento, se puede encontrar en seis obradores de la provincia: Panadería Corralejo (Navaluenga), Tahona Araujo (Narrillos de San Leonardo), Panadería Bollería Rafael Hernández (Muñogalindo), Panadería Martiherrero (Martiherrero), Horno del Marqués (Las Navas del Marqués) y La Tahona de Sotillo (Sotillo de la Adrada). Todos estos establecimientos contarán con un distintivo y cada pieza tendrá un número de serie para evitar fraudes e imitaciones. En los próximos meses se irán incorporando nuevos obradores.