Home > Actualidad > Marta Toré y Marta Miralles: “En #SweetHomeTalks siempre hemos querido desmarcarnos del…
Entrevistas

Marta Toré y Marta Miralles

“En #SweetHomeTalks siempre hemos querido desmarcarnos del simple entretenimiento o el show”

Marta Toré y Marta Miralles

El congreso de pastelería online #SweetHomeTalks es una de las muchas iniciativas que ha surgido en el sector durante los días de confinamiento y, sin duda, una de las que ha tenido mejor acogida. Su cuenta de Instagram alcanza más de 13.000 seguidores y en poco más de un mes se han celebrado dos convocatorias, con matices diferentes, que han logrado el mismo número de visualizaciones simultáneas: una media de 600 espectadores por ponencia.

Hablamos con Marta Toré y Marta Miralles, creadoras del congreso y miembros del equipo del Aula Jordi Bordas, para que nos den una valoración de la experiencia y su punto de vista sobre el futuro de la pastelería. Además, nos confiesan que les ronda por la cabeza organizar una tercera convocatoria.

 

Logo de las sweethometalks

 

Cuando tuvisteis la idea de crear SweetHomeTalks, ¿pensabais que iba a tener tanto éxito y que acabaríais organizando dos ediciones?

Sinceramente, cuando decidimos montar el primer congreso online de pastelería, #SweetHomeTalks, no podíamos imaginarnos que tendría el impacto que ha tenido. Tampoco que terminaríamos organizando dos ediciones en poco más de un mes. Pero la acogida fue tal que no nos pudimos resistir.

La primera edición se nos ocurrió como muchas otras iniciativas que han surgido en Internet en varios sectores. Sobra decir que el formato no lo hemos inventado nosotras. No obstante, en ese momento nadie lo había aplicado aún a la pastelería y pensamos “¿Por qué no? Nuestra planificación ha dejado de tener sentido, podemos probar algo nuevo”. Es cierto que sí había algunas iniciativas basadas en directos de Instagram, pero no se habían planteado en formato congreso, con un programa y temáticas establecidas y un plan de comunicación sólido.

 

Cartel promocional de la segunda edición de Sweethometalks¿Creéis que un congreso así era necesario en un difícil momento para el sector pastelero a causa del coronavirus? ¿Por qué?

El sector de la gastronomía ha sufrido un duro golpe. Más que nunca, era (y sigue siendo) necesario crear iniciativas que, además de distraer y ocupar las agendas, pudieran aportar valor y enriquecer a las personas. Por esta razón, siempre hemos querido desmarcarnos del simple entretenimiento o el show. Nuestro objetivo ha sido, desde el principio, el de compartir conocimiento y formar a través de contenidos útiles y de calidad.

Sin buscarlo, en torno al congreso se ha creado una comunidad internacional muy bonita de amantes del mundo dulce, tanto profesionales como aficionados. Hemos recibido cientos de mensajes en los que nos han contado historias inspiradoras (buenas y no tan buenas) que están ocurriendo en todas partes del mundo. Muchos de ellos nos cuentan que se han podido evadir de su realidad durante unas horas a través de la formación, sin perder el tiempo y aprovechando cada minuto. El hecho de poder estar “tan cerca” de algunos de sus referentes, ha acortado distancias y abierto fronteras. La formación rompe esquemas mentales, abre nuevos mundos y ayuda a motivarse y a recuperar la ilusión, algo muy necesario en los tiempos en los que vivimos.

Los ponentes, por otro lado, acostumbrados a vivir en constante movimiento y absorbiendo un alto volumen de trabajo en su día a día, se han visto forzados a parar y darse un descanso obligado, pero más allá de los problemas que esto pueda conllevar, les ha brindado la ocasión de saber qué está pasando en el sector y de conocer otras disciplinas del mundo dulce a las que de otra manera no habrían accedido.

 

“La formación rompe esquemas mentales, abre nuevos mundos y ayuda a motivarse y a recuperar la ilusión, algo muy necesario en los tiempos en los que vivimos”

 

¿Qué diferencias ha habido entre la primera y la segunda edición? ¿Cómo valoráis cada una de las convocatorias (cifras, número de chefs, temáticas…)?

Cada una de las ediciones ha tenido miradas y objetivos diferentes. La primera tuvo un carácter más informal. Al contactar con los ponentes no marcamos ninguna pauta y fueron ellos mismos los que eligieron la temática a tratar en su charla. Tuvimos la suerte de que se lo tomaron muy en serio y la mayoría optó por la vertiente didáctica más que la conversacional. Así, conseguimos que la primera edición, aunque fuese más de “estar por casa”, generase un gran contenido de valor.

Cartel de la primera edición de Sweethometalks

Al ser gratuita, también tuvo un efecto viral muy fuerte. En menos de una semana ya pasábamos de los 8.000 seguidores en el perfil de Instagram. Una cuenta que abrimos solo 4 días antes del congreso (el tiempo que tardamos en organizarlo). Hay que mencionar que, en esa primera edición, los ponentes no obtuvieron una retribución económica. Aun así, el hecho de centralizar la comunicación en nuestra cuenta, pero que cada charla se realizase en directo desde el perfil del ponente, propició que todos ellos ganaran entre 1.000 y 3.000 seguidores durante los tres días de duración del congreso según contabilizaron nuestras métricas. Obviamente, no equiparamos la calidad a la cantidad de seguidores obtenidos, si bien es cierto que es una cifra que, desde nuestro punto de vista, refleja el alcance de la iniciativa.

En la segunda edición, como bien ya citasteis en vuestra web, quisimos poner el valor el trabajo de todo el mundo, tanto de los ponentes como de la organización, por ello introdujimos el coste de 29€. A nuestro entender, como ya se ha dicho en el ámbito de la cultura, en tiempos de crisis la formación “no debería ser gratuita, pero sí accesible”. Este precio simbólico de “invitar a un café con leche a cada uno de los ponentes”, además de retribuir económicamente a todos los involucrados por su tiempo y bagaje, nos ha permitido mejorar la calidad técnica de las ponencias. El cambio nos dio fuerza para que desde la organización pudiésemos insistir mucho en que el contenido fuese de valor y con un enfoque teórico y formativo. También supuso más tiempo de preparación, con pruebas de funcionamiento y ejecución. Intercambiar Instagram (gratuito) por Zoom (de pago) también ha hecho posible conseguir mayor calidad de audio e imagen, la visualización en variedad de dispositivos o la posibilidad de seguir las ponencias con material didáctico como presentaciones, recetas, imágenes o vídeos. Además, estamos preparando una plataforma privada, en exclusiva para los inscritos, en la que se podrá consultar todo el contenido, tanto rever las ponencias como descargarse el material que nos han compartido los ponentes.

 

"En lo que a temáticas se refiere, tuvimos en cuenta las sugerencias que nos hizo el público del primer congreso y en la segunda edición incorporamos panadería, ciencia en pastelería, trabajo de azúcar, pastelería de viaje y nitrógeno líquido"

 

Jordi Bordas uno de los impi¡ulsores de las sweethometalks

Remarcar que, aunque el hecho de ponerle dicho precio simbólico nos hizo perder parte de la viralidad de la primera, a la hora de la verdad, en ambas ediciones hemos tenido el mismo número de visualizaciones simultáneas: una media de 600 espectadores por ponencia.

Por otro lado, mientras que en la primera edición contamos con 26 chefs y 25 charlas de unos 50 minutos de duración, en la segunda fueron 21 los ponentes y 20 clases de 1 hora más 15 minutos extra dedicados a preguntas y respuestas. En esta ocasión, también alargamos los días de 3 a 5, realizando la totalidad del congreso por las tardes en España (en lugar de mañana y tarde), para que se adaptase mejor a todos los husos horarios hispanohablantes.

En lo que a temáticas se refiere, tuvimos en cuenta las sugerencias que nos hizo el público del primer congreso y en la segunda edición incorporamos panadería, ciencia en pastelería, trabajo de azúcar, pastelería de viaje y nitrógeno líquido. Materias que sumamos al resto de las que ya se habían tocado en la primera edición: pastelería de vitrina, bollería, chocolatería, postres de restaurantes o el B·Concept de nuestro Jordi Bordas.

Algunos ponentes de la segunda edición: Julien Álvarez, Melissa Coppel, Jordi Bordas y Carles Mampel

 

“Aunque el hecho de ponerle un precio simbólico a la segunda edición nos hizo perder parte de la viralidad de la primera, a la hora de la verdad, en ambas hemos tenido el mismo número de visualizaciones simultáneas: una media de 600 espectadores por ponencia”

 

¿Qué criterios seguisteis para escoger a los ponentes?

En ambas ediciones hemos intentado seguir una serie de criterios básicos para asegurar el éxito del evento, entre ellos la especialización, el género o el país de origen. 

Evidentemente, en las dos ediciones buscamos que cada ponente fuera experto en su campo, por esta razón, vigilamos mucho que, si se repetían temáticas, estuvieran enfocadas desde diferentes puntos de vista. También quisimos abarcar, en la medida de los posible, todas las disciplinas relacionadas con el mundo dulce, tal y como hemos comentado anteriormente.

El género también ha sido un factor determinante para nosotras. Desde la primera edición hemos intentado equilibrar la balanza. Las profesionales a menudo quedan en un segundo plano en el entorno mediático y queríamos darles visibilidad. En ambas ocasiones hemos podido disfrutar de ponencias realmente brillantes impartidas por mujeres. Esperamos que nuestro gesto anime y motive al sector femenino a emprender, a darse a conocer y a poner en valor su trabajo.

Por otro lado, si bien en la primera edición contactamos con amigos o personas más cercanas a nuestro entorno (al de Jordi, mejor dicho), en ambos congresos hemos tratado de eliminar fronteras, pudiendo disfrutar de ponentes tanto de España como de Colombia, Argentina, México, Venezuela, Estados Unidos e incluso Francia u Holanda. Creemos que esta interculturalidad ha enriquecido la programación y nos ha aportado diferentes visiones y perspectivas muy valiosas.

También queremos destacar que, aunque es cierto que parte de los profesionales que han ocupado la parrilla de ambas ediciones tienen una reputación digital sólida, muchos otros eran desconocidos en el entorno de las Redes Sociales. Nuestra prioridad ha sido en todo momento la calidad y el nivel profesional de cada ponente y no el número de seguidores.

Ponentes de la segunda edición: Jordi Morera, Luciano García, Mayte Rodríguez y Xavier Barriga

 

“Hemos intentado seguir una serie de criterios básicos a la hora de escoger los chefs para asegurar el éxito del evento, entre ellos la especialización, el género o el país de origen… Nuestra prioridad ha sido en todo momento la calidad y el nivel profesional de cada ponente y no su número de seguidores”

 

¿Tenéis pensado preparar más ediciones? Si la respuesta es sí, ¿incorporaríais alguna novedad?

La verdad es que no sabemos estar quietas y ya nos ronda por la cabeza. Antes de acabar la segunda edición, muchos ya nos pedían la tercera, pero de momento nos vamos a centrar en subir todas las ponencias a la web sweethometalks.com, para que los inscritos puedan acceder de nuevo a todo el contenido. Además, las inscripciones siguen abiertas para aquellos que quieran ver todo el congreso, aunque sea en diferido. Después, nos tomaremos un descanso (esta vez va en serio), para pensar y reflexionar todo lo vivido.

Si la primera ya fue dura, la segunda edición ha supuesto más de 500 horas de organización y producción en tan solo 20 días (sin contar el tiempo invertido por los ponentes) y todavía nos queda trabajo por hacer. Tened en cuenta que en ese tiempo y con unos recursos limitados hemos lanzado una página web con e-commerce desde 0 y aprendido a configurar y gestionar Zoom, sumado a todo lo que una estrategia y planificación de comunicación conlleva: gráficas, textos, redes sociales, mailings, atención al cliente…

El día que llevemos a cabo la tercera edición seguro que incorporaremos novedades, pero preferimos no desvelarlas para seguir sorprendiendo. En el mundo digital se avanza muy rápido y hay que tener capacidad de reacción e innovación constante. Si no, te quedas atrás. Ya tenemos mil ideas en mente, además de algunas sugerencias de los participantes que nos han gustado mucho, pero, como decíamos, habrá que esperar y estar atentos para no perderos nada.

Ponentes de la segunda edición de Sweethoetalks: Jordi Roig, Adrianna Jaworska, Antonio Sirvent y Fer Covarrubias

 

“El día que llevemos a cabo la tercera edición seguro que incorporaremos novedades, pero preferimos no desvelarlas para seguir sorprendiendo. En el mundo digital se avanza muy rápido y hay que tener capacidad de reacción e innovación constante. Si no, te quedas atrás”

 

En líneas generales, ¿creéis que los chefs son optimistas ante el futuro de la pastelería?

Esta es una pregunta realmente difícil y no tenemos una respuesta clara para ella. Creemos que “optimista” no sería la palabra, lo que sí que podemos decir es que, gracias a los dos congresos, hemos recibido muchísimos mensajes de personas explicándonos historias sobre emprendimientos y negocios, algunos fallidos, otros en pausa y otros en fase de creación. Nuestra conclusión personal es que, a pesar de los contratiempos que está viviendo en el sector, la gente está ilusionada, motivada y expectante. Está claro que la formación activa la mente y muchos chefs o aspirantes a serlo saben que tienen que cambiar el chip y ponerse manos a la obra.

 

¿Cómo veis el presente y el futuro del sector?

Si algo nos han demostrado las dos ediciones de este congreso de pastelería ha sido que juntos somos más fuertes. A nosotras, que conocemos el sector, pero tenemos un punto de vista externo, siempre nos ha parecido un tanto particular en cuanto a lo que colaboraciones se refiere.

Consideramos que hace falta una evolución en la mentalidad y crear sinergias. Nos encontramos ante un cambio de paradigma y es hora de compartir, enseñar y dar servicio. Colaborar y ofrecer soluciones conjuntas, ya que, todos a una avanzamos más rápido. Hay que buscar la profesionalización y la excelencia en la formación, el cómo y el medio son lo de menos.

Pensad que hablamos de un sector con mucha competencia y, para sobresalir, se tienen que hacer cosas diferentes. Con internet vivimos en un mundo sin fronteras y la demanda de formación de calidad está creciendo, dos factores que nos abren las puertas a buscar nuevas formas de llegar a nuestro público y tener más alcance.

Sin duda, apostamos por “compartir”. Compartir por encima de todo. Guardarse recetas, trucos y consejos es algo de la vieja escuela y se ha quedado atrás.

Ponentes de la cuarta edición de Sweethometalks: Toni Rodríguez, Stephanie Vastel, David Gil y Saray Ruiz

 

“Juntos somos más fuertes… Sin duda, apostamos por compartir por encima de todo. Guardarse recetas, trucos y consejos es algo de la vieja escuela y se ha quedado atrás”

 

¿La pastelería saldrá reforzada de esta crisis?

Es obvio que el sector se está viendo (y se verá) gravemente afectado por la crisis, esto es algo innegable, pero también estamos seguras de que van a surgir muchas otras oportunidades.

Un dato curioso y para reflexionar es que es casi imposible encontrar levadura o postres para preparar en los supermercados. Puede que la pastelería no sea una necesidad básica del ser humano, pero tiene unas connotaciones emocionales que se están reforzando con el confinamiento. Asociamos la pastelería como vía de escape en momentos difíciles, pero también la vinculamos a celebrar, para reunirnos en familia o con amigos.

Algunas de las cosas que la sociedad más echa de menos hoy en día es el poder salir a pasear libremente mientras come un helado en familia, quedar con un viejo amigo y tomar un buen café con un croissant o celebrar un cumpleaños con una buena tarta como protagonista. La pastelería es uno de esos pequeños lujos y placeres que siempre nos podremos permitir y de los cuales no queremos desprendernos.

 

“Puede que la pastelería no sea una necesidad básica del ser humano, pero tiene unas connotaciones emocionales que se están reforzando con el confinamiento”

 

¿Qué posibilidades tiene el sistema online como medio de formación y de compartir conocimiento? ¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes respecto a los modelos más clásicos? ¿En el aula de Jordi Bordas vais a potenciar la formación online?

Hace tiempo que se venía hablando de que el futuro de la formación era online y, a consecuencia del coronavirus, ese futuro ha llegado antes de lo esperado.

Lógicamente, el entorno digital tiene muchísimas posibilidades para la educación: llegar a todos los rincones del planeta a golpe de clic, eliminar los problemas de movilidad y, desde el punto de vista de negocio, conseguir un modelo escalable, ofreciendo el servicio a muchas más personas utilizando menos recursos de tiempo y dinero. El sistema online tiene sus ventajas y sus comodidades y, bien planteado, puede llegar a ser mucho más rentable para la empresa y más económico para el usuario final. También es cierto que, a medida que se popularice, habrá más competencia en este entorno y esto hará que la exigencia del cliente en cuanto a la calidad del contenido crezca. No toda la formación online valdrá y hay que estar preparado para ello.

 

 

Sin embargo, pensamos que, aunque se puede ofrecer una formación profesional y de calidad a través de la pantalla, hay detalles que solo se pueden lograr con la presencial. Como equipo, en el Aula Jordi Bordas, valoramos muchísimo el trato humano. Tenemos vocación de atención al cliente, nos gusta recibir al alumno cada mañana, ofrecerle un café, preguntarle qué tal está y hacerle sentir como en casa. El poder intercambiar impresiones cara a cara, oler los ingredientes, probar cada receta al momento, ver en vivo la textura de una elaboración… son pequeños detalles que enriquecen la experiencia formativa y que es prácticamente imposible trasladar al entorno digital.

Para nosotras, los dos modelos formativos tienen sus pros y sus contras. Confiamos en que en el Aula Jordi Bordas ambos puedan convivir en un futuro próximo. Puede que incluso no sean independientes, sino que puedan complementarse el uno con el otro.

 

“Aunque se puede ofrecer una formación profesional y de calidad a través de la pantalla, hay detalles que solo se pueden lograr con la presencial. Como equipo, en el Aula Jordi Bordas, valoramos muchísimo el trato humano”

Un momento de las conferencias con Jordi Bordas y las dos Martas

comments powered by Disqus