Home > Artículos Monográficos > 3 en 1, las monas de chocolate con sorpresa de Daniel Álvarez | Pascua 2018…

3 en 1, las monas de chocolate con sorpresa de Daniel Álvarez | Pascua 2018 (III)

 

La mona de gallina, pollito y huevo

En el curso monográfico que cada año organiza la EPGB sobre Monas de Pascua, uno de los protagonistas fue Daniel Álvarez, de la Pastelería A Maquia de A Coruña. La estrategia de este centro de formación es clara, apostar por savia nueva y por el talento que surge precisamente de sus aulas. Mejor escaparate y mejor alumno de la última promoción salida de la Escuela, Daniel Álvarez demostró ante un nutrido público de agremiados sus habilidades con el chocolate. Su destreza no se restringe solo a la manipulación y temperado del chocolate, sino que demuestra, como ya lo hizo en su día su hermano Álvaro, la facilidad para encontrar conceptos originales con un gran potencial comercial.

 

Los protagonistas del curso de Pascua de la EPGB, con Daniel Álvarez a la izquierda

 

Las virtudes de esta serie de piezas “3 en 1” son varias. Además de una más que exigible originalidad que remarque la procedencia artesana de las piezas, es importante conseguir un resultado atractivo para el público infantil y fácil de producir. Todas las piezas están confeccionadas a partir de moldes de huevos y sin caer en un exceso de elementos. Además, cada serie está confeccionada con una base de chocolate provista de unas guías que hacen más fácil que no se muevan los elementos durante su transporte.

Repasamos ahora con un poco más de atención cada una de las cuatro propuestas:

  • Gallina, pollito y huevo. Quizá es la propuesta de las cuatro más vinculada a la Pascua, por aquello de contener un huevo. La Gallina está elaborada con un huevo de 18 cm y con medios huevos para las alas (9 cm) y el pico (2 cm), con uso de cobertura plástica para los detalles de la cresta y la papada. El pollo es un huevo de 10 cm, mientras que el huevo más pequeño en la base es de 7 cm.
  • Los gatos son la otra propuesta especialmente irresistible para el público más pequeño. La confección no deja de ser siguiendo los tamaños y parámetros de las gallinas, utilizando cobertura plástica en este caso para la nariz, la cola y las rayas de los gatos.
  • La ballena es la única de las propuestas que está planteada de forma horizontal en lugar de vertical. Pero también está elaborada, para mejorar la producción sistematizada, con huevos de 18 cm en el caso de la ballena. La ballena pequeña está compuesta de dos medios huevos de 8 cm, además del resto de huevos para la cola (2 cm) y las aletas (4 cm).
  • El skyline en este caso de la ciudad Barcelona, es lo que el propio Daniel denomina como la propuesta más adulta, dirigida a un público diferente en este caso vinculado con una ciudad. Huevos de 18, 10 y 7 cm respectivamente, colocados uno al lado del otro, conforman el skyline completo de la ciudad condal

 

 

Los hermanos Álvarez, ahora con Daniel, demuestran encontrar un acertado equilibrio entre valor comercial (sencillo y atractivo) y valor artesano (originalidad no necesariamente dependiente de personajes de dibujos animados de moda), sin que la balanza haga que al inclinarse demasiado hacia uno de los dos lados se resienta el otro.

comments powered by Disqus