Home > Opinión > El año de los concursos
Opinión
grupoVilbo

El año de los concursos

Editorial de Dulcypas #427

Si los concursos fueran un indicador del estado de salud de un sector, el de la pastelería debería estar muy sano. Y es que durante los próximos meses asistiremos  a múltiples competiciones profesionales con la pastelería y la chocolatería como protagonistas. Tras la celebración este mes de julio del Concurso a Especialidad Pastelera con Anís del Mono, en octubre tendremos una nueva edición del exitoso Concurso al Mejor Croissant de Mantequilla de España, organizados ambos por la EPGB. En enero de 2015 un equipo español participará en la Coupe du Monde de la Pâtisserie, y en febrero la renovada Chocolate Academy de Barry Callebaut en Gurb (Barcelona) acogerá la prueba de clasificación para el World Chocolate Masters, cuya gran final llegará ya en octubre, mes en el que también tendrá lugar el concurso al Mejor Chocolatero trofeo Lluis Santapau. Antes, en abril y en Madrid, asistiremos a otros dos clásicos entre los certámenes, el MMAPE y el CANJOP. No nos olvidamos del Concurso anual de Piezas del Museo del Chocolate de Barcelona (en mayo) o del Campeonato de España de Heladería (febrero en Alicante). Y todo ello en poco más de 15 meses.

Después de este estresante repaso, la pregunta es obvia, ¿habrá suficientes concursantes para tanto concurso? E hilando un poco más fino, ¿el nivel técnico y artístico será también suficiente para que los ganadores sean dignos campeones en cada uno de los certámenes convocados? La experiencia nos dice que no será fácil, ni en lo cuantitativo ni en lo cualitativo. Preparar un concurso exige tiempo, sacrificio y una nada despreciable inversión económica. Y luego hay quien reuniendo todas esas premisas, prefiere concentrar sus esfuerzos en su trabajo diario, que también es un examen de máxima exigencia.

Como casi siempre se trata de oferta y demanda. Lo que es seguro es que el concursante podrá elegir el concurso que más le convenza, pero no está tan claro que todos los concursos tengan suficientes y merecedores concursantes entre los que elegir a su ganador.

Editorial Dulcypas #427
Ilustración: Cristina Méndez

comments powered by Disqus