Home > Artículos Monográficos > Habas de cacao rellenas y casas que se rompen en Casa Cacao | Pascua 2021 (VI)

Habas de cacao rellenas y casas que se rompen en Casa Cacao | Pascua 2021 (VI)

Índice Pascua 2021

Haba de cacao de Casa Cacao

Fotos: Joan Pujol-Creus

Desde que Casa cacao, obrador de chocolate con tienda y hotel boutique de Jordi Roca, abriera sus puertas en 2020 en el centro de Girona, una de sus misiones ha sido mostrar la naturaleza cambiante del cacao. De ahí que elaboren el chocolate a mano, dejando que cada grano preserve sus propiedades únicas, muestre su personalidad y transporte a su origen en cada bocado. Y es que, tal como asegura el chef, “cada origen, cada productor, cada partida, cada elaboración muestra una de las mil caras que completan la vida del cacao: la tierra y el clima donde creció, el trabajo del productor o las diferencias en el tratamiento posterior a la cosecha, especialmente durante el proceso de fermentación y secado”. De todo ello, por cierto, os hemos preparado un amplio reportaje en exclusiva en el segundo número del año de Dulcypas que aparecerá la semana que viene.

 

“Cada origen, cada productor, cada partida, cada elaboración muestra una de las mil caras que completan la vida del cacao”

 

Este año, la campaña de Pascua es una gran oportunidad no sólo para disfrutar de la calidad de sus chocolates bean to bar, sino también para comprobar la inventiva del hermano pequeño de los Roca, sobradamente conocida en la partida de postres de El Celler de Can Roca y en su heladería Rocambolesc. Una creatividad que cuenta además con la estrecha colaboración de su "chef chocolatier" Damian Allsop y que refleja en estas dos originales e impecables propuestas.

 

Una casita, ¡que se puede caer y romper!

En esta pieza pensada para romper, Roca ha reproducido magníficamente la fachada de Casa Cacao a base de cacao 72% del bosque de Kaithapara, en Kerala (India). En su interior esconde carambines de habas de cacao de Bolivia tostadas y recubiertas con chocolate de la India 72% y acabadas con chocolate blanco para dar apariencia de huevo de codorniz.

 

Habas de cacao 70% y 60%

Ambas monas están elaboradas con cacao de la Hacienda Cacao Caribe, de la zona de Las Trincheras (Venezuela), que ha sido fermentado en cajones de madera entre cinco y seis días cubiertos en hojas de plátano y, posteriormente, secado al sol y en el suelo entre cuatro y cinco días.

La de chocolate negro 70% está rellena de habas de cacao de Bolivia tostadas y bañadas con chocolate de origen Cuzco (Perú) 60%. Mientras que la de chocolate con leche 60% contiene carambines de nueces pecanas, plátano y fruta de la pasión.

 

La divertida Mona Lisa de Rocambolesc

Y si hablamos de originalidad, no podemos no mencionar la ocurrente pieza que Jordi Roca ha preparado para su heladería Rocambolesc: una Mona Lisa que imita la famosísima pintura de Leonardo da Vinci, aunque con una cabeza de chimpancé. Por supuesto, no ha faltado tampoco el divertido vídeo, recordando la película de El Padrino, con el chef presentando la figura de este año.

Elaborada con chocolate con leche, está rellena de bambolas de cacahuete tostado y salado, recubiertas con chocolate con leche y cacao en polvo. Para su reproducción ha confiado en la escultora Montse Zurilla, "a quien le pedimos esta escultura para poder hacer el molde que ha desarrollado nuestro colaborador Álex Canosa para después hacer el trabajo en nuestro obrador".

 

comments powered by Disqus