Home > Opinión > Crónicas levantinas
Opinión
Alberto Ruiz

Crónicas levantinas

Dulcypas visita una de las provincias de mayor nivel pastelero, Alicante

Se ha convertido en una costumbre. No podemos dejar pasar demasiado tiempo sin visitar una de las provincias con mejor nivel pastelero en nuestro país, Alicante. Dulcypas necesita de vez en cuando asomarse a esta tierra para ver en qué está ocupado un puñado de buenos maestros, fieles colaboradores y ávidos lectores de nuestra revista.

En la bella localidad costera de Altea hacemos nuestra primera parada. Nos esperan Vicent Pascual y Adri Agulló, quienes nos cuentan con satisfacción la buena marcha de su negocio, De Sabors. Nos muestran algunas novedades interesantes, como los éclairs salados, y nos seducen nuevamente con su impecable vitrina de pasteles individuales, que no es posible montar cada día sin la exigencia y el rigor profesional que practica esta joven pareja.

 

 

Dejamos Altea para adentrarnos en el interior de la provincia. Nuestra ruta nos lleva hasta Cocentaina, donde nos aguarda un profesional inquieto y creativo, empeñado entre otras cosas en reinventar los éclairs aderezándolos con sabores de la tierra. José Montejano, en De Sucre, mantiene vivo su sueño profesional elaborando una pastelería muy personal.

 

 

Después de casi una década como profesor de la Chocolate Academy, en Vic, Rubén Álvarez protagoniza ahora su propia aventura empresarial al frente de un obrador de heladería en Novelda, perfectamente equipado, en el que prepara helados cien por cien naturales, con las mejores materias primas y un riguroso proceso de elaboración. Máximo respeto al producto y al oficio. Y helados sin estridencias, ni falta que hace. ¡Qué helado de turrón!

 

 

Que la mejor pastelería de Elche y una de las más sobresalientes de toda la provincia se llama Dalua es algo que nadie pone en duda. Daniel Álvarez se sigue divirtiendo con las masas horneadas. Nos ofrece una napolitana infinita como lo es su talento y su hospitalidad. Podría servir cada día el doble de milhojas, pero sólo ofrece a su clientela productos recién horneados. Cuando las cosas se hacen bien...

 

 

En Prefiero Sussu se respira pasión. Pepe Samper es uno de esos locos del oficio al que no nos imaginamos haciendo otra cosa. Su estilo es ciertamente inclasificable, como el de Michael Jackson (tú ya me entiendes). Y sus creaciones están llenas de vida, de profusa decoración y frescura.

 

 

La visita a Alicante no sería plena sin rendir visita al maestro, al gran Paco Torreblanca, centrado casi por completo en su nueva, flamante y exitosa International School Pastry Arts. Con casi medio siglo de oficio, el maestro mantiene la misma ilusión. Nos invita a desayunar croissants recién horneados y buena conversación. Y asistimos a ese espectáculo incomparable que es verle trabajar en directo decorando una tarta en la que se resume todo un estilo y una obra inmensa.

 

 

La última estación de nuestro viaje se llama Llopis. El hijo del gran profesional de Alzira, Francisco Llopis, ha inaugurado hace escasos meses un delicioso estudio de chocolate en la capital del Túria. Junto a su mujer, ambos crean, diseñan y elaboran tabletas y otros productos de lo más imaginativo, una interesante fusión entre el arte y el chocolate.

Francisco Llopis

En Dulcypas iremos publicando durante los próximos meses las creaciones y recetas que han elaborado en exclusiva todos y cada uno de estos chefs.

Sin tiempo para visitar a otros buenos profesionales, podemos certificar una vez más que en tierras levantinas la pastelería es tan grande y vigorosa como la hospitalidad de sus autores.
 

comments powered by Disqus